HomeUncategorizedCómo funciona el motor eléctrico.

Cómo funciona el motor eléctrico.

Los coches eléctricos son los autos del futuro. Además de ser más beneficiosos para el ambiente, sus motores tienen más eficiencia que un motor de combustible. 

Esto es porque la construcción interna de su motor es bastante diferente a los motores tradicionales. Sin un tanque de gasolina, y con menos piezas, este motor no tiene los problemas comunes de recalentamiento, y cosas similares a los otros motores. 

Por esa razón, en este artículo, te presentamos cómo funciona el motor eléctrico. 

Funcionamiento básico del coche eléctrico.

Los coches eléctricos no tienen un tanque de gasolina, sino una batería donde se almacena la electricidad. Este pequeño cambio básico hace que prácticamente todo el sistema automotriz cambie para ajustarse a esta modificación. Todo lo que era necesario para convertir el combustible en energía, como los pistones, cambian para convertir la electricidad en energía mecánica. 

Los coches eléctricos tienen una batería donde se almacena la energía. Después, tenemos el motor, que es el encargado de transformar la electricidad en energía mecánica. Y el transformador que regula los voltajes del motor y de la batería. 

El motor eléctrico se compone de un estator y arrollamientos que forman un campo magnético, a medida que la corriente eléctrica pasa por el estator. En el centro se encuentra un campo magnético, justo en el lugar donde está el rotor. Este campo magnético hace girar el rotor, a medida que gira alrededor del estator. Esto hace, a su vez, que un engranaje gire, lo cual permite el movimiento de las ruedas. 

Partes del motor eléctrico. 

Como acabamos de mencionar, el cambio de combustible a energía eléctrica, ha hecho que las partes del motor de un auto eléctrico se diferencia grandemente al de un auto convencional. A continuación, te explicamos las diferentes partes del motor eléctrico.

Batería. 

Este es el lugar donde se almacena toda la energía, la cual se transmitirá al motor eléctrico, lo cual a su vez hace funcionar el automóvil. La batería es el cómo el equivalente al depósito de combustible. 

Reductor de velocidad. 

El reductor es una caja compuesta de engranajes. Permite al eje del motor disminuir su velocidad, y reparte la fuerza hacia los ejes de salida. Esto a su vez, pasan la fuerza de giro hacia las ruedas. Es como la caja de cambios de los coches de combustible. 

Freno generador de energía.

Otra diferencia marcada con los otros coches es que este puede generar o recuperar energía, mediante el frenado del coche. No es demasiada energía, pero sí lo suficiente para dar mejor rendimiento al auto. 

Sistema de regulación. 

Puesto que estamos hablando de grandes cantidades de energía, estos coches tienen un sistema que regula la energía que pasa del motor a la batería, y de la batería al motor. Esto es especialmente necesario, cuando la batería da energía al motor, y durante la recarga de la batería. 

Inversor de corriente. 

Con este dispositivo, la corriente continua que viene de la batería, se convierte en corriente alterna. De esta manera, la corriente modifica constantemente la polaridad cíclica. 

Rectificador de corriente. 

Esta pieza transforma la corriente alterna proveniente del motor, en corriente continua. Esto se hace para almacenar esa energía nuevamente en la batería. En ese sentido, es todo lo opuesto al inversor. 

Transformador de corriente. 

Este es un sistema que equilibra los voltios del motor y la batería. Esto es necesario porque la batería y el motor tienen un voltaje distinto, 200V y 600V respectivamente, debido a la función que cada uno desempeña. Para evitar problemas, este sistema rectifica los voltios de ambos dispositivos. 

Si todavía tienes dudas, te mostramos las ventajas y problemas de coches eléctricos, para ayudarte en tu toma de decisiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *